Morfología, los Nuevos Desafíos para el 2015

DOI : http://dx.doi.org/10.4067/S0717-95022014000300008
Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+

Oscar Inzunza

Resumen

En los últimos decenios hemos asistido a proceso continuo de cambios en el ámbito de los ramos básicos de las carreras del área médica: 1) El progreso notable de algunas áreas del conocimiento científico como la biología molecular y la genética. 2) La inclusión en el currículo de cursos de ética y bioética. 3) La consecuente disminución del creditaje de los cursos de anatomía, histología y embriología. 4) Las dificultades para el acceso a financiamiento privado y público para investigaciones en temas morfológicos. 5) La escasa oferta de cursos de postgrado en el área morfológica. Irónicamente, estas condiciones desventajosas para la ciencia morfológica están ocurriendo en paralelo con los avances en las técnicas de imaginología médica, procedimientos que demandan un elevado conocimiento anatómico. Por otro lado, la creciente dificultad para acceder a material cadavérico, el incremento inorgánico de la matrícula en las carreras de la salud, las presiones desde el mundo político para reducir la duración de éstas, la irrupción desde el mundo social de los tema de inclusión y equidad, están colocando en un pié forzado a los anatomistas ya que ahora contamos con: más alumnos ­con diferente capital cultural-, menos docentes, un menor acceso a material cadavérico y una gran demanda para realizar cursos de morfología aplicada. Para enfrentar esta situación adversa proponemos: 1) Desplazar el inicio de los cursos de morfología hacia al segundo o al tercer semestre del currículo de pregrado, accediendo de esta manera a alumnos más maduros, que afrontan de una manera más responsable su formación. 2) Plantear cursos o capítulos de anatomía regional aplicada en niveles superiores, de manera de acercar los conocimientos anatómicos al momento de su requerimiento en la clínica. 3) En los temas de neuroanatomía dejar las materias de configuración interna del sistema nervioso, núcleos, vías nerviosas y conectividad neuronal, para tratarlos en niveles superiores, más en relación con las rotaciones de neurología y neurocirugía. 4) Tecnificar los procesos evaluativos de nuestros cursos, utilizando las distintas plataformas de soporte y gestión docente que ofrecen las universidades, recursos que permiten una optimización del tiempo académico dedicado a la evaluación. 5) Diseñar programas remediales para aquellos alumnos que acceden, por mecanismos de admisión especial, a las carreras del área médica.

PALABRAS CLAVE: Morfología; Educación; Desafíos; Currículo de pregrado.

Como citar este artículo

INZUNZA, O. Morphology, the new challenges for 2015. Int. J. Morphol., 32(3):789-793, 2014.